Categoria: Actualidad

El Regalo

Print
actualidad

 

El Regalo

La noche es oscura; muy oscura. El aire fresco de la primera Navidad perfuma el ambiente. Un gran árbol domina la escena. La humanidad se acerca expectante. Bajo el árbol... El Regalo.

El Regalo tiene rostro de niño. La luminosidad de la inocencia brilla en su rostro y la blancura de la santidad pinta su piel. Su sonrisa amorosa habla en silencio de aceptación y de amor. En el Niño se conjugan el tiempo y la eternidad. En su cuerpecito se besan la más sublime grandeza del Creador y la fragilidad de la criatura.

El Regalo tiene rostro de hombre. Pasa por la cotidianeidad dándole significado. Madera, martillo y mazo son sus compañeros diarios de manera que las manos que antes crearon el Universo hacen ahora sillas y mesas. Su madre le disfruta. Todos hablan bien de él.

El Regalo tiene rostro de Maestro. Camina por polvorientas veredas rodeándose de gente humilde que busca lo trascendente; gente sencilla que se hace parte de lo eterno. Sus palabras son mirra y miel. Sus discursos, pan que nutre y que sana. Muchos hablan bien de él.

El Regalo tienen rostro de Profeta. Su mirada firme hace frente a un sistema hipócrita de opresión indecible. Sus palabras son fuego y martillo. Sus discursos son espada que. Pocos le miran con agrado.

El Regalo tiene rostro de dolor y de muerte. Sus manos no forman la madera como antes. No pueden. Gruesos clavos le atan a ella. Sus pies ya no se manchan con el polvo del camino sino con su propia sangre. Y ya no andan. Su espalda es una mezcla de sangre y carne, de dolor y de rechazo, de santidad y de pecado.

El Regalo tiene rostro de perdón. Sus brazos abiertos invitan a todos a venir. El acceso está asegurado a todo el que traiga ojos húmedos y un corazón hecho pedazos.

Parados en círculo, sus ojos clavados en el Regalo, algunos no logran contener sus lágrimas y se postran agradecidos mientras su corazón es sanado. Otros, decepcionados, se dan la vuelta, cambian de rumbo y toman un camino sin fin en busca de un regalo mejor que no existe.

Web Site powered by: midirectoriopr.com