Categoria: Actualidad

Neuroteología

Print
actualidad

 

"Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propio afán...
Más bien, buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas."

Jesús de Nazaret

Neuro...¿Qué?
(Neurología y fe)

Las noticias no dejan de sorprendernos. El otro día era el nuevo “look” de Jesús, producto del ingenio informático y de la BBC en Londres. Y hoy, una extraña combinación entre el estudio de las funciones cerebrales y la práctica religiosa. Y todo, no en las revistas técnicas de la ciencia, sino en los medios de comunicación más corrientes. Esta vez es la revista “Newsweek” de los EEUU. En su número del 7 de mayo de 2001 (págs. 48-58): “Religion and the Brain” (La Religión y el Cerebro).

El tema posee más interés del que nos pudiera parecer a primera vista. Por un lado tenemos la más que bien documentada inclinación religiosa de la raza humana (a través del planeta y a lo largo de la Historia). En el otro, el deseo de explicar todo comportamiento humano en base a una filosofía materialista, sea éste causado “indirectamente” por la genética o “directamente” por la forma de nuestros circuitos cerebrales.

Dentro de la rama de la evolución biológica ya no es suficiente el explicar el proceso evolutivo del cerebro como órgano, sino que también se busca entender cómo el proceso evolutivo ha dado lugar a diferentes tipos de comportamientos. Porque los comportamientos son producto de la evolución también… ¿No? Gente de la talla del Dr. Pinker del M.I.T. con su voluminoso ¿Cómo funciona la Mente? (“How the Mind Works”) está dedicada a esta búsqueda.

En el mencionado artículo de Newsweek, se explica cómo algunas partes específicas del cerebro se activaban cuando personas oraban (un monje tibetano en meditación y una monja franciscana en oración). También se observó cómo el centro de orientación (espacio-tiempo) en el cerebro “parece desconectarse” durante las experiencias extáticas y místicas.

La autora del artículo es pronta en recordarnos que este hallazgo de ninguna manera sugiere que la experiencia espiritual es fruto de la imaginación. “El hecho de que experiencias espirituales puedan ser asociadas con actividad neuronal específica no necesariamente significa que tales experiencias son meras ilusiones neurológicas”, explica el Dr. Andrew Newberg, autor del libro “Why God Won’t Go Away? (¿Por qué Dios no se acaba de marchar?). Añade: “La conclusión… es que no existe manera de determinar si los cambios neurológicos asociados con una experiencia espiritual significan que el cerebro está causando la experiencia… o si, en su lugar, está percibiendo una realidad espiritual.” (54 y 55)

La conclusión del artículo nos deja donde comenzamos: “Pero es muy probable que ellos nunca resolverán la mayor pregunta de todas —esto es, si es que nuestro ‘cableado cerebral’ crea a Dios, o si este es de creación divina.

© Dr. José R. Martínez Villamil
Julio 2001, Barcelona
Mente Abierta (www.menteabierta.org)

 

Web Site powered by: midirectoriopr.com